• Aportar

    Ámate y encuentra tu camino.

    Dicen que aportar es la mejor forma para tener impacto en las personas.

    Realmente, yo no sé qué aportar.

    Mi vida ha sido sencilla y complicada a la vez, pero aun no sé si tiene algún sentido y mucho menos, si podría aportar algo a alguien.

    Lo que sí puedo decir es que:

    .-Te perdones. Es decir, cuando veas que tienes recurrentemente esos pensamientos de “¿por qué hice eso o aquello?” seguidos de adjetivos peyorativos hacia ti, simplemente, perdónate que los tengas y perdónate lo que fuera que hicieras.

    .- Acéptate tal y como eres. Sólo así podrás mejorar, crecer y sentirte cada vez mejor contigo misma. Si no te aceptas, te aseguro que nunca lo conseguirás. El primer paso es ese, ningún otro, así de simple.

    .- Ámate, por encima de todas las cosas y de todas las personas. Si tú no estás bien, o no eres capaz de amarte, no podrás amar, ni conseguirás que te amen.

    Sé que es fácil decirlo y difícil de hacerlo. Pero es que realmente es difícil, pero una vez le coges el truco y la vida te pone pruebas delante de las narices y dentro de tu alma, tú, poco a poco, vas saltando y derribando esas barreras.

    Y es así, como paso a paso, vas sintiendo cada vez una paz en tu interior que no tenías antes. Quizás sea eso la felicidad?.

    Aunque, hay una cosa, no esperes que venga nadie de afuera a salvarte, nadie va a hacer nada por ti, a veces, ni pagando lo harán…Sólo tú puedes, sólo tú misma. Aun no sabiendo, aun cayendo mil veces, vuelve a intentarlo, una y mil veces.

    A cada caída te van a afectar menos las cosas, porque sencillamente, serás consecuente con quién eres, aunque esa persona no sea la que esperan que seas. Da igual, esa eres tú. Con lo bueno y lo malo. Viviendo y sintiendo la vida en todas sus facetas, con miedo y vulnerable, pero bella porque lo estás intentando.

    No hagas lo que los demás esperan de ti si esa versión no eres tú, además, mejor no serlo, te lo aseguro, porque nunca van a estar contentos, nunca van a tener suficiente.

    Habrá un día, además, que te darás cuenta que la felicidad no viene de fuera, te darás cuenta que la tenías dentro guardada bajo llave, creyendo que no la entendería nadie.

    Porque entiendes que tu tristeza tampoco la entiende nadie, así, que ocúpate de ti misma. De tu tristeza y de tu alegría. Respétalas. Acéptalas.

    ÁMATE, porque sólo tienes una oportunidad y te la está dando tu vida cada día. APROVÉCHALA.

  • Cómo saber si te quieren si tú también te quieres.

    Te permites tu vulnerabilidad?

    Te has sentido alguna vez que no valías lo suficiente? .

    Yo sí, muchas veces.

    Crees que te sentirías así si tuvieras el cuerpo perfecto?. O si fueras guapa y preciosa?.

    Has pensando alguna vez que si fueras casi perfecta, muy probablemente el hombre de tus sueños o ese al que amas y no te hace mucho caso, estaría por ti?.

    Crees que si fueras guapa, inteligente y divertida, toda tu vida hubiera sido más sencilla?.

    Sí, sé que parece una broma de mal gusto que aún hoy en la actualidad haga estas preguntas, sabiendo que la mujer ya se ha emancipado, que realmente la mujer no necesita a ningún hombre para sentir que su condición de mujer está intacta.

    Pero a veces lo dudo, creo que aún hoy en día en algún momento del día, las mujeres seguimos soñando en que todo a va a ser más fácil, sobretodo las mujeres de mediana edad y si además carecemos de todo lo que dije al principio. Somos de esa generación, sí, de la de Pretty Woman, nos guste o no.

    Creo que vista la realidad de la sociedad en la que nos movemos, sobretodo en lo que vemos por Instagram u otras redes sociales, prima la belleza, prima el positivismo, la fortaleza o la provocación.

    Y creo que a veces ni nos sentimos guapas, ni positivas, ni sabemos de dónde sacar las fuerzas.

    Bueno ahora podría decir que si tenemos una sana autoestima todo eso sería más fácil de llevar, pues sí, sería cierto.

    Pero no. A veces con una sana autoestima no es suficiente.

    Por qué no permitir sentirnos mal, deprimidas, vulnerables?.

    Sabéis quién sería nuestro príncipe azul, aunque nos hayan dicho mil veces que no existe, pues sería esa persona que igualmente siendo feas, débiles y deprimidas estaría a nuestro lado sin pretender cambiarnos nada de eso que realmente somos.

    Porque las mujeres somos lo suficientemente bellas, fuertes y positivas para hacer lo mismo si el hombre de nuestra vida se sintiera así, no lo íbamos a dejar por esos adjetivos, ya que sabemos con toda seguridad que son pasajeros. Tanto para ellos como para nosotras.

    El amor no es ciego, el amor lo ve todo, pero al amor no le hace falta pedir perdón para que el otro entienda que seguimos siendo dignos de su amor.

    PD Aclaración: Obviamente cualquier tipo de violencia no tiene cabida ni es digna de perdón en una relación. No estaba hablando de perdonar lo imperdonable. Cosas como la violencia o la falta de respeto nunca van a ser amor.

  • El arte de comprar o invertir en ti.

    Compras o inviertes en ti?

    Después de unos días absorbiendo información de todo tipo, he llegado a una conclusión, que como siempre surge desde la mayor humildad posible. Pero para esto creé la web, para poder ser sincera y compartir mis pensamientos, acertados o no.

    A lo que iba, hay muchas empresas, para no decir casi todas que pretenden convencerte, persuadirte y quién sabe, hasta engañarte para que compres o utilices sus servicios.

    Por eso las técnicas de neuromarketing están en auge. Ahora más que nunca crece la necesidad de vender porque estamos todos vibrando en miedo, por lo que vendrá, por lo que ya hay o por lo que pasó.

    Hay métodos de venta que ni lo dirías pero que sólo están diseñados exclusivamente para vender y hacerte gastar tu dinero y ni lo vemos porque estamos enfocados sólo en lo que venden y exclusivamente en lo que ellos pretenden que veamos.

    A veces, no somos conscientes que los productos van en un envoltorio tan bonito que no nos dejan ver lo que hay realmente en su interior.

    Quizás es un cosmético, una prenda de ropa, un coche, acciones, cursos, etc.

    Cualquier cosa que exista o te puedas imaginar las empresas que lo venden sólo están haciéndote creer que lo necesitas. Te están persuadiendo con técnicas de neuromarketing para convencerte que con ese producto tu vida será mejor o serás más guapa o más inteligente o más rica, aunque paradójicamente, te digan que gastando también te puedes hacer más rica.

    El tema visto desde la autoestima creo que sería; para qué compro lo que compro?, desde dónde lo compro?, desde qué lugar voy a gastar mi dinero? desde la carencia o desde el sentimiento de abundancia?.

    Es porque creo que sea lo que sea que compre me hará más guapa, más inteligente o más rica porque no lo soy suficientemente? o quizás es porque realmente necesito esa prenda o si hago ese curso será para crecer de alguna forma?.

    Hay algo que creo que casi todas las empresas olvidan y es que nos ven a los consumidores como “entes” sin capacidad de decisión, susceptibles de ser manipulados y hasta engañados.

    Y creo que no hace falta decir que con una sana autoestima, seremos nosotras las que decidiremos si queremos gastar nuestro dinero o no. Seremos suficientemente fuertes como para saber cuando alguien nos está engañando para quitarnos nuestro dinero o para ofrecer algo realmente bueno a cambio de él. Que ese producto o curso que nos ofrecen es algo beneficioso para nosotras.

    Si consumimos desde una sana autoestima, no estaremos consumiendo, estaremos muy probablemente invirtiendo, invirtiendo en una misma, porque nosotras apostamos porque lo que vamos a gastar nos hará bien, no porque nos hará mejores al creer que hay algo mal en una misma.

    Ya somos mejores, cada día somos las que creamos una mejor versión de nosotras mismas, sin necesidad de que alguien externo nos diga cómo o qué hacer.

    Nadie mejor que nosotras sabemos qué necesitamos en cada momento.

    Y no digo que las empresas no ofrezcan buenos productos o cursos o lo que sea, sólo digo que quizás a algunas empresas lo que les hace falta es un poco de humildad y empatía. No ver a sus consumidores como cifras, verlas como realmente somos, personas. Igualitas que ellas.

    Además si un producto es bueno, se va a vender solo porque sencillamente la gente que no se deja manipular lo va a querer, porque verá los beneficios que proporciona.

    Creo que lo único que realmente necesita una empresa con esos valores es alguien que sepa transmitir lo que realmente vende, sin trampa ni cartón.

    Creo que la verdadera función de un copywriter o un redactor de contenidos debería ser el cristal por el que el cliente pueda ver lo que es verdaderamente la empresa en la que va a gastar o invertir su dinero.

  • Dinero y autoestima.

    Antes de entregar vuestro dinero, pensadlo bien.

    Por si alguien no lo sabía, hace casi 3 años decidí dejar atrás mi vida anterior e irme con mis hijos a la gran ciudad.

    Un lugar dónde pudieran tener la posibilidad de realizar sus sueños, bien sea estudiando lo que quisieran, trabajando y encontrando mejores oportunidades para llegar dónde ellos desearan, o bien sea pudiendo experimentar la vida por sí mismos para aprender y crecer como personas.

    Básicamente no quería que se conformaran como yo y se tuvieran que quedar en trabajos mal pagados que sólo les dieran para poder subsistir.

    No digo que eso esté mal, pero si alguien quiere, aspira o sueña con algo diferente debería tener la posibilidad de poderlo alcanzar.

    Bueno a lo que iba, a raíz de salir de mi zona de confort, he vivido y estoy viviendo muchas experiencias, unas positivas y otras negativas.

    Por mis condicionantes de; mujer, sola, con pocos recursos y ya con cierta edad, reúno ciertas características susceptibles de poder ser “aprovechadas”.

    Por eso he pensado en escribir este post y quizás los vaya ampliando para poder compartir más precauciones para que personas como yo o para quién quiera, obviamente, les pueda servir de algo ni que sea mínimamente.

    Sobre el hecho de estar sola, es decir, no tener a nadie al lado con quién compartir decisiones, sea lo que sea lo que tengas que vivir, eso conlleva que todo tiene que pasar solo por ti y por si no lo sabías, ese “todo” tiene un precio y no hablo sólo de un precio material.

    Vivir ciertas cosas te hace más fuerte pero también te agota y conlleva el riesgo de que las personas con las que tengas que negociar o contratar servicios lo puedan aprovechar a su favor. La gente suele ver en tu soledad un signo de debilidad y consciente o inconscientemente van a ir a por ti, sobretodo si tú te crees débil.

    El tema es que cuando tienes que tomar decisiones lo haces en base a tus posibilidades, conocimientos y experiencias. Si tienes poco de eso, o lo tienes limitado, muy probablemente, las personas que lo vean, lo van a aprovechar. Y si además como dije antes, tienes una baja autoestima peor aún.

    Aclaración, no pretendo asustar a nadie, solo que en base a mi experiencia, me gustaría avisar o dar recomendaciones para que personas como yo, no se sientan tan solas y puedan decidir mejor sobre sus vidas y no tengan que pasar por situaciones tristes.

    Y tampoco pienso que vivir eso sea malo, al fin y al cabo todo son experiencias y aprendizajes, situaciones con las que si creces puedes llegar a sentir momentos de felicidad y gratitud, pero si no hace falta pasar por ahí, pues mejor…porque básicamente quién se beneficia de esa inexperiencia son las personas malas que hay en este mundo, que las hay y no podemos ni deberíamos obviar esa realidad.

    Ejemplos prácticos:

    .- Alquiler de un piso. En las grandes ciudades los precios están fuera del alcance de un único sueldo, al menos si ese sueldo es de un trabajo precario o básico. Tu única posibilidad es empezar alquilando una habitación. Pero claro, eso conlleva vivir con alguien. Por favor, vigilad quién es ese alguien. No os precipitéis. Estudiad bastantes opciones antes de decidiros. Tener que vivir bajo el yugo de alguien que es el propietario de la casa, bajo su mismo techo, puede afectaros a muchos niveles, sobretodo si esa persona no está bien emocionalmente. No os dejéis engañar por la primera impresión. Preguntadle cosas, hasta os diría que os dejarais llevar por la intuición si no sois capaces de ver realmente como es esa persona, a veces la intuición nos lo dice, pero no la solemos escuchar. Entonces si no lo tenéis claro, escuchádla, por favor, os vais a ahorrar muchos disgustos.

    Después si podéis alquilar un piso, por favor, no alquiléis un piso viejo. Buscad, tened paciencia, buscar más opciones. Un piso viejo, como nosotras, cuando nos hacemos un simple rasguño es mucho más complicado de curar. Pues con un piso viejo igual, van a caerse cosas, se van a romper mucho más fácilmente. Cuando os vayáis de ahí, si no lo habéis podido arreglar, se os van a quedar con la fianza, si es que no se ha arreglado con anterioridad, pero para eso también habréis tenido que gastar vuestro dinero en algo que no será para vosotras.

    En la gran ciudad, un piso viejo igual será caro. La avaricia humana no tiene límites. Si no hay demanda para esos pisos, al menos, van a tener que bajar el precio. La gente se queja de los políticos, pero la gente de a pie, en su vida privada, son peores. Os lo aseguro.

    .- Hay algo que me preocupa y lo he vivido desde dos perspectivas diferentes. La falta de autoestima. Por eso mi obsesión con ella, porque ahora más que nunca me he dado cuenta que es imprescindible para vivir en esta sociedad con la que nos toca lidiar.

    Vigilad con esos gurús que venden fórmulas mágicas para arreglar vuestros “problemas”.

    Creo que las mujeres que vamos cojas de eso, somos blanco fácil en muchos aspectos y por eso, dada mi experiencia quisiera ayudar a que las mujeres no tengan que pasar por ahí.

    Si queréis estudiar o tratar vuestras “carencias”, perfecto, hacedlo, pero por favor, antes de contratar cursos, servicios, coachings, consultas, etc…leed antes con mucho detenimiento su política de venta y los servicios que ofrecen. Sobretodo cuando se trate de cursos largos en el tiempo y caros y si además son cursos de formación no reglada. Y si se trata de “arreglar” algo que creéis que tenéis mal, al menos, que sea a ciencia cierta que os lo van a arreglar. Pero yo, de vosotras, dudaría realmente si tenéis algo tan malo como para necesitar que otro ser humano que probablemente también esté “dañado” como vosotras os pueda “arreglar”.

    Os puedo asegurar que no solo quieren vuestro bienestar, quieren vuestro dinero. Y sin dinero, vuestra estima va a seguir por los suelos, porque creeréis que sois incapaces…y volveréis a estar en ese círculo vicioso en el que os sentiréis nada y por tanto pensaréis que la solución está ahí fuera y que sólo os la pueda dar alguien que no sois vosotras y vuelta a pagar y vuestra estima seguirá cayendo por los suelos, creyendo que no valéis. Y sí que valéis, lo tengo claro, solo que a la sociedad le interesan personas débiles.

    A los de arriba, les interesan personas a las que poder engañar, utilizar y manipular. Y para eso usan la política, la religión y la falsa espiritualidad.

    Y les interesa, porque poco o mucho, tenemos dinero y en realidad, sólo quieren eso, nuestro dinero. Nos hacen creer que quieren nuestro bienestar, pero no, no es cierto, quieren nuestro dinero y para eso, tenemos que ser seres manipulables y débiles. Y sabéis una de las fórmulas para conseguir eso? quitándonoslo, para así vuelta a empezar, porque sin dinero somos aún más manipulables y débiles. Y si nos sentimos débiles, nuestra autoestima desaparece y volvemos creer que necesitamos una solución externa. Esa ES LA RUEDA en la que no deberíamos entrar.

    Y sí, el dinero es necesario e importante en vuestra vida. Lo necesitáis para conseguir vuestros sueños y para vivir en unas condiciones dignas, porque por desgracia vivimos en un capitalismo feroz.

    Y sí, el dinero se puede y se debe compartir con las personas, pero con las personas adecuadas, las que vibren en vuestros mismos valores. Y si entregáis vuestro dinero que sea porque os amáis, porque queréis crecer, porque vuestra sana autoestima os dice que eso será mejor para vosotras, no para arreglar nada porque os creías que hay algo mal en vosotras. NO HAY NADA MALO. Que nadie os lo haga creer.

    Por eso, antes de dar vuestro dinero a alguien, sea en alquileres, en estudios, en compras o relaciones…(eso lo explicaré en otro post)…pensadlo muy bien antes de hacerlo por favor, porque os va la vida en ello.